Ventajas e inconvenientes de tener un coche descapotable

Ventajas del coche descapotable, por las gasolineras 24 horas

Los coches descapotables son especiales. Son elegantes, atractivos y las sensaciones que produce la conducción de un cabrio no se pueden comparar. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en esto de ponerse al volante de un coche descapotable. Por eso hoy en nuestras gasolineras 24 horas, te desgranamos las ventajas y los inconvenientes que acarrean estos deseados vehículos.

Con la llegada del buen tiempo, muchos aficionados a conducir desearían experimentar la sensación de libertad que produce ponerse al volante de un coche descapotable por la carretera. Son vehículos ideales para impresionar, que hacen de cualquier viaje una experiencia distinta.

Se les asocia al lujo y la exclusividad, pero hay modelos perfectamente asequibles en el mercado y, de hecho, se venden. No obstante, si estás pensando en cambiar tu aburrido coche por un atractivo descapotable, debes saber que estos vehículos también tienen sus pegas. Veamos sus ventajas y sus inconvenientes.

 

Lo mejor de conducir un coche descapotable

 

Una experiencia fabulosa

Conducir un coche descapotable es algo especial. Sentir la velocidad sin las barreras de la carrocería y disfrutar del paisaje sin más obstáculos que el parabrisas, es una sensación que sólo se puede experimentar en uno de estos coches. Cuando llega el buen tiempo, subirse en un descapotable puede ser una aventura fabulosa, ya que el viaje se siente más intensamente. La experiencia de conducción es, sin duda, la mejor ventaja que proporcionan estos coches.

Un coche para impresionar

La imagen de los coches descapotables se asocia muchas veces al lujo, lo diferente, el atrevimiento… Son coches que dicen mucho de quienes los conducen, sobre todo porque no todo el mundo se atreve con un descapotable. Además, son coches bonitos, con atractivos acabados y unas líneas que combinan la elegancia y la deportividad casi siempre con éxito. Evidentemente, son vehículos para impresionar, ideales para hacer un viaje diferente, por corto que sea el trayecto.

También hay descapotables baratos

El precio ya no es un problema para tener un descapotable. Aunque existen lujoso descapotables que pueden alcanzar precios de cientos de miles de euros, en el mercado podemos encontrar cabrios a precios razonables perfectamente equipados.

Las marcas se han dado cuenta del tirón de este tipo de coches entre determinados clientes y suelen diseñar variantes descapotables de sus modelos más demandados. También existen modelos descapotables de menor tamaño, dirigidos al público joven, que pasan por ser coches divertidos pero capaces de transmitir esa sensación de libertad que encontramos en estos modelos.

Coches perfectamente equipados para el invierno

Los coches descapotables no son sólo coches de buen tiempo. Los nuevos cabrio están preparados para que sus pasajeros viajen cómodamente bajo la capota cuando el tiempo no es tan benigno. Se han mejorado el aislamiento acústico y térmico, se han incorporado avances tecnológicos que aumentan el confort de estos coches y las capotas han evolucionado, de forma que al cerrarse ofrecen prestaciones similares a las que puede ofrecer un coche convencional.

 

Los inconvenientes de los descapotables

Los descapotables son coches especiales, y precisamente en esta característica radican algunos de sus inconvenientes. Veamos qué elementos debemos tener en cuenta antes de decantarnos por estos vehículos:

Coches pequeños y plazas limitadas

Los cabrio son la antítesis del coche familiar. Eso quiere decir que son coches generalmente más pequeños, y con 2 o 4 plazas como mucho. Además, el diseño de estos coches deja poco espacio para los asientos traseros. Definitivamente, no es un coche adecuado para viajar con la familia.

Maleteros de espacio reducido

El espacio del maletero es otro de los puntos débiles de estos coches. La razón: la mayoría de los modelos tienen el maletero atrás, y éste debe dejar espacio a la capota. El diseño de estos coches también penaliza el espacio del maletero, de forma que no ofrece mucho hueco y, en ocasiones, resulta poco aprovechable.

Demasiado expuestos a la contaminación y las alergias

En un descapotable, nada se interpone entre el tubo de escape de los demás vehículos y tú. Tenlo en cuenta al circular por calles y vías urbanas, donde la contaminación es más elevada. Además, en un cabrio conduces más expuesto a las alergias, un inconveniente que puede ser definitivo para muchas personas que sufren este problema en primavera.

Necesitan más mantenimiento

Estos coches, tan expuestos a la intemperie, necesitan de un mantenimiento y limpieza especiales. Hay que tener especial cuidado con la incidencia del sol, ya que la tapicería puede sufrir daños al estar demasiado tiempo expuesta. Además, la capota es un elemento especialmente sensible al desgaste del tiempo y la humedad, por lo que hay que llevar un mantenimiento más exigente para evitar roturas y filtraciones. Eso se traduce en tiempo y dinero.

Ojo con los ladrones

Los coches descapotables tienen un serio problema de seguridad. Las capotas no son tan resistentes como el techo de un coche normal y, descapotados, estos vehículos lo tienen todo a mano. Es un punto importante que debes tener en cuenta, sobre todo si no tienes garaje.

Categoria: