Trucos para que la alergia no te impida conducir

Las gasolineras 24 horas te damos consejos contra las alergias al conducir.

La primavera es una de las estaciones del año que anima a conducir. Los fríos del invierno se van, el sol empieza a ser protagonista y la naturaleza se muestra con todo su esplendor: la combinación perfecta para subir al coche y disfrutar del tiempo primaveral. Sin embargo, esta época es temida por muchos conductores que sufren las alergias que durante estas semanas están en su apogeo. Desde nuestras gasolineras 24 horas te ofrecemos algunos trucos que pueden ayudar a los alérgicos a sobrellevar estas molestias cuando están al volante.

Un tercio de la población es alérgica y la tendencia va en aumento. El cambio climático, el efecto invernadero, la contaminación… son factores que agravan las reacciones a determinados pólenes que en primavera están presentes en el aire. La más extendida de todas es la rinitis alérgica, que afecta a más del 25 por ciento de la población, pero también son numerosas las personas que sufren asma, urticaria o dermatitis como consecuencia de las alergias.

 

Cómo afectan las alergias cuando conducimos un coche

Ser alérgico en primavera es un fastidio. Pero si además tenemos que conducir, tiene incluso sus riesgos. La DGT identifica varios inquietantes efectos de las alergias en la conducción:

 

Los síntomas de la alergia dificultan la conducción

Los estornudos, la congestión y el lagrimeo propios de las alergias nos despistan de lo importante a la hora de conducir: la carretera. Además, muchas personas alérgicas tienen el sueño alterado y se sienten más cansadas durante el día, con las consecuencias que ello puede tener a la hora de emprender un viaje en coche.

 

Los medicamentos para la alergia y sus efectos secundarios

Muchos medicamentos para la alergia provocan somnolencia y no se deben tomar cuando tenemos que conducir. El riesgo de quedarnos dormidos al volante es muy alto y por eso debemos evitar conducir cuando nos estamos medicando o consultar al médico si hay algún otro fármaco que no tenga efectos adversos.

 

Cómo conducir cuando tenemos alergia

Hay muchos conductores que, por razones de trabajo o por otros motivos, no tiene elección y debe usar el vehículo con frecuencia, a pesar de ser alérgicos y padecer los efectos adversos de la llegada de la primavera. Estos consejos pueden ayudarles a que las molestias de la alergia se reduzcan cuando viajan en coche:

 

Las ventanillas, siempre cerradas

La primera medida para evitar que el polen entre en el coche es mantener cerradas las ventanillas durante los trayectos en automóvil. De esta forma, conseguiremos aislarnos de la mayor parte de los pólenes, aunque es conveniente tener a mano unas gafas de sol y llevarlas puestas cuando sea posible, con el fin de proteger nuestros ojos de la irritación que produce la alergia.

 

El aire acondicionado, sólo si el coche tiene filtro antipolen

Otro de los coladeros de sustancias que pueden producir reacciones alérgicas es el sistema de aire acondicionado. Hay coches que cuentan con un filtro antipolen que protege a los conductores alérgicos mientras se acondiciona la temperatura del coche. Pero si tu vehículo no lo tiene, o su mantenimiento no está al día, lo aconsejable es que no lo pongas mientras conduces.

 

Evita conducir durante las primeras horas de la mañana

Siempre que sea posible, se aconseja a los alérgicos que eviten conducir durante las primeras horas de la mañana. Es en esos momentos cuando hay más polen en el ambiente.

 

Ojo con automedicarnos

Automedicarnos siempre entraña riesgos y, en el caso de las alergias, ya hemos visto que muchos fármacos tienen efectos adversos que pueden ser muy peligrosos al volante. Si tenemos que salir en coche con alergia, siempre debemos consultar con el médico si es compatible tomar determinados medicamentos con la actividad de conducir.

Categoria: