Trucos para aprovechar la potencia del motor del coche

Las gasolineras 24 horas te dan consejos para sacar partido a tu coche

La potencia del coche es uno de los elementos de los que más orgullosos se sienten muchos conductores. Cuando estamos buscando un recambio para nuestro automóvil o queremos comparar nuestro coche, uno de los datos que no pasan desapercibidos son los CV del vehículo. Sin embargo, la mayoría de los usuarios no es capaz de obtener más del 70% de la potencia del motor cuando la necesitan. Desde nuestras gasolineras 24 horas te damos algunos consejos para sacarle todo el partido al motor de tu coche.

Un adelantamiento cuesta arriba, la subida de empinados puertos con el maletero lleno o la necesidad de realizar maniobra evasiva que nos puede salvar de un accidente en un momento dado, son algunas situaciones en las que echamos de menos algunos CV más en el motor. En la mayoría de las ocasiones, el problema de la falta de aceleración del vehículo no tiene que ver con las prestaciones del motor, sino con la pericia de su piloto.

 

Al acelerar el coche, mejor con la marcha adecuada

Sacar el máximo partido al motor no es siempre cuestión de pisar a fondo el acelerador. Muchas veces, la elección errónea de la relación de marchas en esas situaciones que precisan de un mayor empuje está detrás de la decepcionante respuesta del vehículo. Si un conductor intenta un adelantamiento en una cuesta, con el coche en quinta y a una velocidad inicial de 70 Km/h, no llegará a aprovechar un tercio de la potencia del coche. En cambio, la respuesta del vehículo será sido óptima si la maniobra se realiza en tercera velocidad.

Para saber qué marcha es la adecuada a la hora de realizar una aceleración potente de nuestro vehículo, tenemos como referencia el cuentarrevoluciones. Dependiendo de si el coche es de gasolina o diésel, la maniobra precisa que “revolucionemos” el coche de diferente manera.

 

Gasolina

En los motores de gasolina es conveniente poner el coche en una marcha que revolucione el motor a una potencia de entre 2.500 y 3.000 rpm. En ese punto, podremos iniciar la aceleración, pisando a fondo el acelerador sin cambiar de marcha hasta conseguir la máxima potencia del motor, que en estos coches se alcanza en las 6.000 o 6.500 rpm.

 

Diésel

Los coches diésel no necesitan “revolucionar” tanto el motor para ofrecer la misma potencia. Para acelerar estos vehículos, debemos bajar las marchas hasta que el cuentarrevoluciones se sitúe en las 2.000 - 2.500 rpm y acelerar hasta que el motor gire a su máximo régimen de potencia, unas 3,500 - 4.000 rpm, sin cambiar la marcha.

 

La potencia de tu coche te sorprenderá

Si no estás acostumbrado a realizar estas maniobras con el coche, es aconsejable practicarlas en carretera despejada. Es importante que se realicen con decisión, sin miedo y con la confianza en que la mecánica del vehículo está preparada para ese esfuerzo. Te sorprenderás de la potencia que puede desarrollar tu automóvil.

 

Ten confianza en el motor del vehículo

Por otro lado, debes saber que los coches nuevos están preparados para estas situaciones y no se rompen cuando se revolucionan. Es cierto que cada motor tiene una velocidad de potencia máxima, que deberíamos consultar en el manual del coche. Pero las marcas rojas del cuentarrevoluciones dejan margen de sobra para evitar problemas.

Además, hoy en día los motores cuentan con un limitador que corta la inyección cuando se supera el régimen de velocidad de seguridad del motor, para evitar el sobreesfuerzo de la mecánica. Es más, los motores sufren un mayor esfuerzo y desgaste cuando se les pide una fuerte aceleración a bajas revoluciones.

Categoria: