¿Sabes cuándo hay que cambiar el aceite de tu coche?

Desde nuestras gasolineras 24 horas te ofrecemos algunos consejos sobre el cambio de aceite del coche

Cambiar el aceite del coche en el momento adecuado es una práctica muy saludable que nos ayudará a mantener en forma el motor de nuestro coche. Desde nuestras gasolineras 24 horas te ofrecemos unas sencillas pautas para el cambio de aceite, que te ayudarán a mejorar el estado del motor de tu vehículo.

Cambiar el aceite del coche es uno de los procesos de mantenimiento del vehículo que más influye en las prestaciones del motor. No prestar atención a esta parte tan importante del cuidado del coche puede tener consecuencias. A la larga, llevar un aceite que no protege el motor provoca su desgaste prematuro, un problema que se suele manifestar con un consumo elevado de aceite y un peor comportamiento del motor.

 

¿Cuándo hay que cambiar el aceite del coche?

El cambio de aceite del coche depende de muchos factores, pero quizás el más importante sea el propio coche. Cada modelo tiene unas características de funcionamiento diferenciadas, que determinan cuál es el mejor mantenimiento que debe seguir. Por eso, la mejor forma de cuidar del motor del coche es seguir las indicaciones del fabricante sobre cambios de aceite. El manual de mantenimiento del vehículo te dirá qué tipo de aceite usa, cuánto aceite necesita y cada cuánto tiempo o cuántos kilómetros debes cambiarlo.

La marca del coche suele establecer un plan de revisiones para sus modelos, que suele fijar un cambio de lubricante anual o cada 15.000-20.000 kilómetros, según el vehículo. En todo caso, no se recomienda llevar el mismo aceite durante más de 30.000 kilómetros. Puede que no se llegue a esta distancia porque usamos poco el coche, pero tampoco conviene mantener el mismo aceite durante más de dos años.

 

Factores que influyen en el cambio de aceite

Además de la mecánica propia del vehículo, existen diversos factores que influyen en el cambio de aceite del motor que tienen que ver con la conducción y el entorno en el que circula el vehículo:

 

La forma de conducir

Los conductores que abusan de frenazos y acelerones, deben tener más cuidado con el lubricante del coche. Esta forma de conducir consume más aceite que una conducción más regular.

Circular por ciudad o carretera

Hay conductores que apenas usan el coche, y sólo lo utilizan para desplazamientos cortos. Resulta que una de las cosas que más aceite consume es el arranque en frío, de forma que realizar desplazamientos cortos varias veces al día, afecta más al aceite del motor que si hacer un único uso del coche y recorrer más kilómetros en carretera.

El clima puede incidir en el consumo de aceite

La humedad, por ejemplo, es un elemento que afecta a la acción de lubricantes y filtros.

Calidad de los lubricantes

El uso de aceites de baja calidad genera residuos y afecta a la eficiencia del motor. Es conveniente comprobar el tipo de aceite que recomienda el fabricante para tu coche y no buscar el ahorro en un lubricante de peor calidad. A la larga, eso puede salirte mucho más caro.

 

Categoria: