¿Qué hacer si repostas el combustible equivocado?

En nuestras gasolineras 24 horas te ayudamos a prevenir que repostes en el surtidor equivocado

Ir a la gasolinera y repostar el combustible equivocado por simple despiste resulta más frecuente de lo que puede parecer. Coches y surtidores están cada vez más preparados para prevenir estas equivocaciones, pero cada año miles de conductores se ven ‘tirados’ con el coche porque se han equivocado al repostar, provocando una avería que puede tener muy caras consecuencias. ¿Qué hacer entonces? Desde nuestras gasolineras 24 horas te damos algunos consejos para evitar que eches el combustible que no corresponde a tu vehículo.

Llegar a la gasolinera, colocar el coche frente al surtidor y repostar gasolina o gasoil, según precise nuestro coche, es para muchos conductores un proceso que realizan de una forma casi automática, por la fuerza de la costumbre. Pero puede suceder que, por las prisas o por un despiste, carguemos el combustible equivocado en nuestro coche, poniendo en riesgo el motor.

 

En las gasolineras, reposta con precaución

En las gasolineras españolas cada año se producen más de 50.000 errores a la hora de repostar carburante, según una estimación del RACE, lo que da una idea de lo frecuente que puede llegar a ser este problema, a pesar de que gasolineras y vehículos han puesto en marcha medidas para evitarlos.

En nuestras gasolineras 24 horas y en el resto de estaciones de servicio los diferentes carburantes tienen mangueras de distinto grosor para diferenciar unos combustibles de otros. El surtidor de gasoil es más grueso que el de gasolina. Además, la boca del depósito de los vehículos diésel y gasolina tienen diferente tamaño para hacer aún más difícil el error. Incluso hay modelos en los que podemos encontrar etiquetas en el depósito del vehículo que informan del tipo de combustible que utilizan.

 

¿Qué pasa al repostar el combustible equivocado?

En coches relativamente modernos resulta muy difícil echar gasoil a un vehículo de gasolina, por la diferencia de grosor del surtidor y del depósito, aunque repostar gasolina en un coche diésel sigue siendo una equivocación posible. Lo más probable es que nos demos cuenta del error una vez pongamos en marcha el coche: a los pocos metros comenzará a fallar.

 

Ante todo, parar el coche

Lo primero que hay que hacer al darnos cuenta de que es posible que nos hayamos equivocado al repostar, es parar el vehículo y no forzarlo para evitar que el problema vaya a más. Cuanto menos tiempo y trayecto realicemos con el combustible equivocado, más posibilidades tenemos de que la avería no sea más grave.

 

Si echamos gasolina en un diésel

Si hemos repostado gasolina en un coche con motor diésel, el coche comenzará a fallar en forma de tirones bruscos y podría llegar a pararse. En estos casos conviene detenerse inmediatamente y llamar a nuestro servicio de asistencia para que nos hagan un diagnóstico de lo grave que es la avería.

Lo caro de la factura del taller dependerá de la cantidad de combustible que hayamos repostado por equivocación en la gasolinera. Si echamos mucha gasolina en un diésel, la avería puede ser grave, ya que además de cambiar filtros, vaciar y limpiar el depósito y los conductos, la gasolina puede afectar a la bomba de inyección y los inyectores.

 

Si echamos gasoil a un coche de gasolina

Es más difícil que suceda, pero puede darse esta equivocación en coches más antiguos. En estos casos el gasoil llegará a parar el motor completamente y tendremos que llamar al taller para que nos recojan el coche.

Si el vehículo no ha recorrido muchos metros con el combustible equivocado, la avería se puede solucionar con un vaciado y limpieza del depósito, una limpieza de los conductos y la sustitución del filtro de combustible. El problema es que el gasoil llegue al catalizador, lo que elevaría considerablemente la factura del taller.

 
Categoria: