¿Cuándo hay que poner las luces antiniebla?

cuando poner las luces antiniebla del coche

En este extraño otoño, las nieblas pueden aparecer como inesperado acompañantes de los conductores en carretera. Saber cuándo hay que poner las luces antiniebla es una cuestión que no todo el mundo tiene claro, incluso cuando la visibilidad desciende a causa de la climatología. ¿Siempre hay que encender las antinieblas? ¿Sólo las debemos usar bajo la niebla? ¿Cómo debemos actuar con estas luces? Desde nuestras gasolineras 24 horas vamos a sacarte de dudas.

Las luces antiniebla son un elemento importante para la seguridad, ya que tiene como objetivo el facilitar que seamos vistos en condiciones de mala visibilidad. Sin embargo, también presenta problemas para los demás conductores cuando no se usan de forma adecuada, ya pueden provocar deslumbramientos.

 

Las luces antiniebla de los coches

Estos dispositivos de luz se instalan de serie en los coches desde hace décadas. Las luces antiniebla que reglamentariamente deben llevar los vehículos modernos son luces que tienen un brillo más intenso que las luces de posición y pueden consistir en:

 

  • Un piloto rojo, situado en el lado izquierdo o en el centro de la parte trasera del coche.

  • Dos pilotos, también en la parte trasera del automóvil, pero uno a cada lado.

 

Además, para el fabricante es opcional la colocación de luces blancas antiniebla en la parte delantera del vehículo. Estas luces también son más potentes que las de cruce, y esta cualidad necesaria para que cumplan su función en malas condiciones de visibilidad, puede ser también un problema cuando un conductor decide poner las luces antiniebla cuando no debe.

 

Situaciones en las que hay que poner las antiniebla

Los faros antiniebla sirven para señalar la posición del vehículo y mejorar la visibilidad, pero en condiciones normales su utilización deslumbra a los vehículos que circulan por detrás y los que vienen de frente.

Es más, en caso de retención inesperada, las luces de freno no destacarán mucho sobre las antiniebla, por lo que llevar puestas estas últimas sin necesidad podría provocar una colisión por alcance.

Por eso, es importante saber cuándo hay que poner las luces antiniebla, tanto las traseras como las delanteras, de acuerdo con los que marca el Código de Circulación.

 

Luces antiniebla delanteras

Estas luces no es obligatorio instalarlas en el coche y por eso el Código de Circulación sólo permite su uso de forma opcional, puedes ponerlas o no. Sólo te pueden sancionar si se ponen cuando está prohibido.

A partir de esta primera aclaración, conviene saber que las luces antiniebla delantera se pueden poner cuando hay lluvia intensa, niebla, nieve o el coche atraviese nubes de polvo o de humo. Sin estos factores, solo puedes usarlas en una sucesión señalizada de curvas en carreteras denominadas 'estrechas' (de menos de 6,5 metros de anchura).

No hay que usarlas en otras circunstancias, ni de noche ni en días en los que la lluvia no afecta a la visibilidad.

Si usamos las antiniebla en situaciones que no están permitidas nos exponemos a una multa de 200 euros, por lo que merece la pena tener cuidado con esto.

 

Luces antiniebla traseras

En este caso, el Código de la Circulación si que marca la obligatoriedad de usarlas en cuatro situaciones concretas:

 

  • En situaciones de lluvia muy intensa

  • Cuando atravesamos una niebla densa

  • Bajo una fuerte nevada

  • Y cuando atravesamos una densa nube de polvo o de humo

 

Hablamos de situaciones en las que se reduce mucho la visibilidad y se hace necesario que las luces antinieblas avisen a los vehículos que vienen por detrás de nuestra posición.

Hay que usar estas luces en estas circunstancias, y sólo en ellas: si no se dan estas condiciones, el uso de las antinieblas traseras está prohibido. Podemos deslumbrar a los demás y nos exponemos, igual que con las delanteras, a una multa por no usar bien estas luces.

 
Categoria: