Consejos para conducir bajo la niebla

Nuestras gasolineras 24 horas te dan consejos de seguridad para conducir bajo niebla

Cuando la niebla aparece en carretera, el riesgo de sufrir un accidente se eleva y debes aumentar tu precaución. La reducción de la visibilidad que trae consigo la niebla provoca múltiples accidentes por colisiones y salidas de vía. Desde nuestras gasolineras 24 horas te ofrecemos algunas útiles recomendaciones de seguridad para conducir bajo la niebla con la mayor precaución.

La escasa visibilidad que tenemos cuando transitamos por una zona de nieblas es el principal problema de conducir en estas condiciones meteorológicas. Ver y ser vistos es fundamental. El adecuado uso de las luces antiniebla es clave para conducir con la mayor precaución. Además, debemos adecuar nuestra velocidad a las condiciones de visibilidad de la vía y estar muy atentos a la distancia de seguridad con otros vehículos.

 

¿Cómo se usan las luces antiniebla?

Muchos conductores dudan sobre cómo deben utilizar la iluminación antiniebla en determinadas circunstancias. Todos los vehículos cuentan al menos con un sistema de iluminación antiniebla trasera para que seamos vistos por otros conductores. Sin embargo, no siempre debemos accionarlos. Tampoco debemos usar las luces de carretera (las largas) porque no sólo no nos ayudará a ver mejor la vía, sino que puede ser incluso contraproducente.

 

Antinieblas traseras

Las luces antiniebla traseras sólo deben usarse en condiciones de niebla intensa. Hablamos de situaciones en las que no podemos ver con claridad a los coches que nos precedan a menos de 25 metros y nos cuesta distinguir las marcas viales. Si abusamos de estas luces, podemos deslumbrar a otros conductores y, de hecho, está prohibido su uso salvo en caso de que una intensa niebla, un aguacero o una nevada copiosa que dificulte nuestra visibilidad.

 

Antinieblas delanteras

Son luces que ya podemos encontrar en la inmensa mayoría de nuevos modelos y que son muy recomendables en situaciones de niebla. También se pueden usar cuando la visibilidad empeora a causa de la lluvia o la nieve. Son luces que no deslumbran y que nos dan una mayor visibilidad de la calzada.

 

Luces de cruce

Es obligatorio utilizarlas en situaciones de niebla, independientemente de lo densa que sea. Recuerda que la utilización de la luz antiniebla delantera es opcional y se puede también recurrir a ella sin problemas. Pero las luces de cruce deben estar activadas.

 

Luces de carretera

Por el contrario, nunca se deben accionar las luces de largo alcance en situaciones de niebla. Esta luz no nos va a ayudar a ver mejor en estas condiciones sino todo lo contrario, ya que son tan potentes que se reflejan en la propia niebla, dificultando aún más la ya de por sí poca visibilidad que tenemos. Además, podemos molestar a otros conductores.

 

Otros consejos para conducir bajo la niebla

El ajuste de las luces es importante cuando atravesamos bancos de niebla, pero no es la única precaución que debemos tener:

 

Reduce la velocidad

En situaciones de niebla hay que disminuir la velocidad y adaptar la conducción a las condiciones de visibilidad. Está claro que si tenemos dificultades para detectar a otros coches o cualquier obstáculo en la carretera, hay que reducir la velocidad para que nuestra capacidad de reacción sea acorde con la visibilidad bajo la niebla.

 

Mantén la distancia de seguridad

Uno de los más frecuentes errores de los conductores en situaciones de niebla espesa es pegarse demasiado al vehículo que les precede. Lo cierto es que esta práctica con niebla aumenta la probabilidad de colisión. Lo recomendable es usar el alumbrado correctamente para que los demás coches te vean y mantener la distancia seguridad con el resto de usuarios de la vía para evitar accidentes.

 

No detengas el coche en el arcén

Puede que la niebla sea tan densa que decidamos hacer una parada y esperar a que se abra un poco. Puede ser una decisión acertada, pero no debemos parar en zonas donde podamos suponer un obstáculo para otros vehículos. Por ejemplo, detenerse en el arcén no es una buena idea. Lo mejor es esperar en una estación de servicio que podemos encontrar por el camino. Nuestras gasolineras 24 horas, por ejemplo, son una excelente alternativa.

 

Conduce con precaución

La escasa visibilidad, el suelo mojado y unas condiciones climáticas que pueden empeorar con la aparición del frío, invitan a extremar la precaución cuando conducimos bajo la niebla. En estas situaciones, hay que estar muy atentos a lo que ocurre en la carretera y ser prudentes.

Categoria: