¿Cómo se cambian los limpiaparabrisas del coche?

Las gasolineras 24 horas cuentan cómo cambiar los limpiaparabrisas del coche

Tras un verano en el que apenas hemos visto llover, es posible que te hayas olvidado de un elemento muy importante para la seguridad de tu coche: los limpiaparabrisas. Sin ellos, un chaparrón puede suponer un riesgo en carretera, por eso es fundamental que nos aseguremos de que están en perfectas condiciones y que los cambiemos cuando pierdan prestaciones. Desde nuestras gasolineras 24 horas te contamos cómo se cambian los limpiaparabrisas para que, llegado el momento, puedas hacerlo tú mismo.

Las primeras lluvias otoñales te dirán si tus limpiaparabrisas deben cambiarse. Si no se rompen por cualquier motivo, un limpiaparabrisas suele durar unos 2 años, aunque el uso y las condiciones meteorológicas influyen en el estado de sus gomas.

No obstante, cuando no funcionan correctamente, dejan marcas de suciedad a su paso por la luna del coche y al pasar queda demasiada agua en el cristal, ha llegado el momento de cambiarlos. Veamos, paso a paso, cómo se cambian los limpiaparabrisas.

 

Cómo se cambian los limpiaparabrisas, paso a paso

 

Elige el limpiaparabrisas adecuado para tu coche

Lo primero que debemos saber es qué limpiaparabrisas lleva nuestro coche. No todos son iguales y se diferencian fundamentalmente en el adaptador de enganche del limpiaparabrisas, que puede tener diferentes pestañas, según sea el modelo.

Al comprar las escobillas del limpiaparabrisas, confirma que se corresponden con la marca y modelo de tu coche. Puedes preguntar a la persona que te atienda para no equivocarte o consultar en el manual del vehículo, si lo ves necesario.

 

Quita las escobillas viejas del limpiaparabrisas

Para sacar las escobillas viejas, debemos desplegar el brazo del limpiaparabrisas y hacer presión en el adaptador de las escobillas. Se debe hacer una pequeña presión hacia abajo hasta que salgan. Este adaptador se aloja en el brazo del limpiaparabrisas, y suele estar unido a éste con un pequeño gancho o pestaña.

 

Coloca los nuevos limpiaparabrisas

El adaptador de los limpiaparabrisas debe corresponder con las escobillas que hemos comprado. Su colocación es bastante sencilla, y consiste en enganchar su pestaña en la pieza, haciendo una leve presión.

Es conveniente poner primero el adaptador y luego insertar las escobillas en el brazo del limpiaparabrisas. De esta forma, hay que llevar el adaptador a su alojamiento en el brazo del limpiaparabrisas y encajarlo.

Cuando terminemos, sólo nos queda replegar el brazo del limpiaparabrisas y probar que las nuevas escobillas funcionan correctamente y están listas para despejar nuestra visión bajo la lluvia en carretera.

Categoria: