Cómo regular los espejos retrovisores del coche

regular los retrovisores del coche

Los retrovisores del coche son un elemento esencial para nuestra seguridad, aunque muchas veces pasan desapercibidos para los conductores. Son nuestro mejor apoyo en un cambio de carril y en cualquier adelantamiento, y nos permiten tener una visión más completa del entorno en el que nos movemos. Pero, ¿regulamos bien los retrovisores? Desde nuestras gasolineras 24 horas repasamos algunas técnicas para tener la mejor visión desde estos espejos.

Regular los retrovisores es una de esas lecciones de la autoescuela que conviene no olvidar. Tener los espejos bien regulados nos permite hacer adelantamientos con mayor seguridad y nos ofrecen una perspectiva más amplia y segura al realizar giros e incorporaciones. Son necesarios y es muy importante que estén bien ajustados.

Antes de subirnos a un coche, sobre todo si no somos el conductor habitual, es conveniente que nos tomemos unos segundos para colocar nuestros retrovisores y asegurarnos de tener la mejor visión de todas las zonas del vehículo.

 

Regular los retrovisores del coche, paso a paso

Cuando nos subimos a un vehículo, debemos revisar los espejos. No obstante, antes de manipular los retrovisores, es importante ajustar el asiento primero, porque de lo contrario puede que no sirva de nada retocar la posición de los espejos. Una vez que te veas cómodo sentado en el coche, es cuando hay que ver si están bien los retrovisores.

Al ajustar los retrovisores del coche, lo fundamental es conseguir que los espejos nos ofrezcan visibilidad, sin mover demasiado la cabeza. Los retrovisores tienen que estar alineados con los ojos del conductor para que al mirarlos no tenga que hacer esfuerzo ni pierda tiempo desviando la vista de la carretera. A partir de esta premisa, conviene hacer la revisión paso a paso.

 

Coloca el espejo retrovisor interior

El espejo interior central debe mostrar perfectamente toda la luna trasera del coche. No debe haber cortes, de forma que tenemos que maniobrar el espejo desde nuestra posición para conseguir ver todo lo que hay detrás del vehículo, desde el cristal trasero.

 

Revisa el espejo lateral derecho

Una vez que tenemos una visión de lo que ocurre detrás del coche, nos centramos en el retrovisor de la derecha. Para ajustar este retrovisor hay que tener en cuenta que, en el margen izquierdo del espejo se debe ver parte del lateral del coche. Hay que ser cuidadoso y buscar el ángulo correcto de visión: si no vemos el coche, dejaremos un ángulo próximo al vehículo fuera de nuestra vista, y si vemos demasiado coche, perderemos visibilidad para realizar giros.

 

Ajusta el retrovisor izquierdo

Con el espejo izquierdo hay que realizar una maniobra similar a la del otro retrovisor lateral. También aquí intentaremos visualizar la parte trasera del vehículo, aunque en la parte derecha del espejo. De igual forma, hay que dejar que se vea sólo una pequeña parte de la carrocería, para tener la mejor visión desde ese ángulo.

 

Confirma que tus espejos están bien colocados

Si hemos regulado bien los espejos, al conducir observaremos que cuando un vehículo se aproxima por detrás, lo vemos a través del espejo retrovisor interior. Y si ese coche cambia de carril, iría desapareciendo del retrovisor interior para verse en el retrovisor exterior de ese lado. No debemos perder de vista en ningún momento la imagen del vehículo que nos sigue, hasta que nos adelante.

Categoria: