¿Cómo hay que coger el volante al conducir?

coger el volante del coche de forma correcta

Una de las cosas que nos enseñan en la autoescuela a todos los conductores noveles es a coger correctamente el volante para conducir. Al principio, buscamos una posición firme que dé seguridad a los movimientos que realizamos en el coche, aunque poco a poco, la experiencia en la conducción relaja esa tensión y aporta confianza para maniobrar el coche con más seguridad. Hoy desde nuestras gasolineras 24 horas vamos a hablar sobre cómo hay que coger el volante al conducir.

Coger bien el volante es más importante para la seguridad de lo que muchos conductores creen. Una mala postura, puede acarrear riesgos y hacer que no seamos capaces de controlar el coche en una determinada situación.

La experiencia y la pericia en la conducción mejoran la forma de coger el volante. Pero no es menos cierto que con los años, como conductores solemos generar una serie de costumbres y vicios que no son nada recomendables. Por eso, vamos a recordar aquellas lecciones de autoescuela en las que nos enseñaban a coger el volante con seguridad.

 

Regula el asiento del conductor para manejar el volante cómodamente

Lo primero que debemos hacer antes de poner las manos en el volante es comprobar que estamos cómodos en el vehículo, y que nuestro asiente está bien regulado para conducir. Este primer paso es fundamental, porque es necesario sentarse a la distancia adecuada del volante para poder conducir cómodamente y con seguridad.

 

Siéntate a la distancia adecuada

Para ello, lo primero que hacemos es sentarnos en el asiento del conductor, con la espalda recta y apoyada completamente en el respaldo. Una vez sentados, hay que extender los brazos hacia delante y colocarlos sobre el volante, apoyados en la parte superior. Esta posición seguro que le traerá recuerdos a más de uno de aquellos años en los que nos estábamos sacando el carnet…

 

Confirma la distancia con los brazos extendidos sobre el volante

Bien, con los brazos extendidos sobre el volante, debemos mover el asiento hacia adelante o atrás, hasta que lleguemos a apoyar las muñecas en el volante y manos caigan por detrás. Si al mirar a la carretera tenemos el campo de visión despejado, sin que el asiente esté tan bajo que nos perjudique la visión, será entonces cuando estaremos situados a la distancia adecuada para manejar el volante con seguridad.

 

Cómo debemos coger el volante al conducir

Según la Dirección General de Tráfico, la forma reglamentaria de situar nuestras manos en el volante para conducir es la de las diez y diez, es decir, colocando las manos en la misma situación que tendrían las agujas de un reloj imaginario situado en nuestro volante.

De esta manera, los giros se realizan con facilidad y sin necesidad de hacer grandes movimientos con los brazos.

Además, está admitida otra posición, la de las nueve y cuarto (siguiendo con la analogía del reloj), siempre y cuando se lleven los brazos flexionados, ya que solo así se disminuirían las lesiones en caso de sufrir un accidente.

 

¿Nos pueden multar por no coger bien el volante?

Cabe recordar que el Reglamento General de la Circulación también trata la forma sobre la que hay que coger el volante y en su artículo 18 señala el conductor “deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de pasajeros”.

Además, si no se cumple con esta norma, el conductor se expone a una sanción de 80 euros. Es decir, que nos pueden multar por no coger el volante de forma adecuada.

Categoria: