5 averías del coche que se pueden evitar fácilmente

Averías del coche que puedes evitar

¿Sabes que la mayoría de averías del coche se pueden evitar? Así es, y la razón debemos buscarla en que muchas de las visitas al taller que hacemos con nuestro vehículo tienen su origen en malos hábitos de conducción y falta de mantenimiento. Si los conductores ponen un poco de su parte, pueden ahorrar mucho dinero en reparaciones. Por eso desde nuestras gasolineras 24 horas te contamos cómo puedes prevenir 5 averías del coche, con sólo cambiar algunos vicios y cuidar un poquito más el automóvil.

Estas 5 averías frecuentes son consecuencia, fundamentalmente, de adoptar una forma de conducir poco delicada con la mecánica del vehículo y la dejadez en el mantenimiento de algunos elementos esenciales de nuestro coche. Neumáticos, ruedas, baterías, líquidos, caja de cambios, motor… Son varios los elementos del automóvil que pueden quedar afectados por estos hábitos nocivos.

 

Evitar averías en la suspensión y las ruedas del coche al atravesar baches y resaltos

Hay baches que nos pillan desprevenidos y que atravesamos a una velocidad inadecuada. El golpe que generan perjudica los neumáticos y daña la suspensión. Puede que el mal estado de la carretera nos sirva de excusa en estas situaciones, pero las consecuencias de no aminorar la velocidad son las mismas cuando atravesamos badenes y resaltos sin el más mínimo cuidado. Algunos resaltos pueden incluso romper las defensas delanteras del coche si no aminoramos a tiempo.

Es cierto que hoy podemos encontrar una gran diversidad de resaltos en las ciudades españolas, y que algunos son más dañinos que otros. Pero si pasamos lo suficientemente despacio sobre ellos, no deberíamos tener problemas ni averías.

 

Presta atención a la batería para no quedarte parado

Entre las averías del coche, los problemas eléctricos están entre las más frecuentes. Pero si tenemos que señalar un elemento eléctrico que tradicionalmente nos deja tirados sin que lo esperemos, ese es la batería del coche.

Está claro que las baterías no duran toda la vida, pero puede precipitarse su agotamiento por un despiste tan tonto como el de dejarnos alguna luz encendida. Sin embargo, lo más habitual es que no prestemos atención a los síntomas de desgaste de la batería. Si cuando se presentan no la revisamos, es muy probable que el día menos pensado no podamos arrancar el coche.

 

Una conducción adecuada puede ahorrar problemas con la caja de cambios

Las averías de la caja de cambios pueden producirse por muchas causas, pero en muchas ocasiones nos encontramos con una conducción poco cuidadosa tras estas averías. La caja de cambios y el sistema de embrague son sensibles a la forma de conducir de cada conductor y su desgaste puede acelerarse por culpa de detalles como dejar pisado el embrague, hacer los cambios de marcha de forma brusca o apoyar la mano en el pomo de la caja de cambios.

 

Si no estás pendientes del aceite, pones en riesgo el motor del coche

La dejadez o el empeño por ahorrar unos euros, pueden alargar el cambio de aceite del coche hasta que sea demasiado tarde para el motor. El lubricante pierde propiedades por el uso y por eso hay que cambiar el aceite del coche cada cierto tiempo. Cuando el aceite no lubrica, el motor sufre las consecuencias: se acumulan impurezas, el filtro se obstruye y si los niveles bajan demasiado, podemos generar una costosa avería en nuestro motor.

 

El cuidado de los neumáticos es fundamental

Un neumático no se avería, pero un desgaste excesivo puede tener consecuencias desastrosas, hasta el punto de generar graves accidentes. Los reventones son un riesgo que podemos evitar con sólo observar el desgaste de nuestras ruedas. En este post te contamos cómo se desgastan los neumáticos del coche, para prevenir problemas.

Mantener los neumáticos en correcto estado es fundamental para evitar accidentes y salvaguardar nuestra seguridad al volante. Basta con revisarlos cada cierto tiempo, comprobando el estado de la banda de rodadura y la presión. Al menor indicio de desgaste, hay que cambiarlos.

Categoria: