Consejos para realizar un adelantamiento con seguridad

Desde nuestras gasolineras 24 horas te damos unos consejos para adelantar con seguridad.

Adelantar con el coche es una de las maniobras que más riesgo entraña durante la conducción. Requiere de prudencia, paciencia y determinación para conseguir adelantar con seguridad y evitar accidentes. En este sentido, desde nuestras gasolineras 24 horas queremos recordarte los puntos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de adelantar en carreteras convencionales sin peligro y de la forma más segura.

La posibilidad de iniciar una maniobra de adelantamiento se nos puede presentar en muy diversas circunstancias de la conducción. Por ese motivo, lo primero que debemos hacer antes de adelantar es valorar que se puede realizar la maniobra con seguridad teniendo en cuenta:

  • La distancia disponible para realizar la maniobra.

  • La velocidad del vehículo que queremos adelantar.

Si no lo vemos claro, no debemos adelantar. De hecho, nadie nos obliga a hacerlo. En cambio, sí que debemos procurar facilitar a otros vehículos que nos adelanten llegado el caso, por eso tenemos que dejar espacio suficiente entre nuestro vehículo y el que nos precede con objeto de permitir a otros conductores adelantarnos sin obligarles a hacer un adelantamiento doble.

Además, si un coche nos adelanta tenemos la obligación de facilitar la maniobra, conduciendo lo más cerca posible del margen derecho de la vía y reduciendo la velocidad si fuera necesario, para evitar situaciones de riesgo.

 

Pasos a seguir para adelantar con seguridad

Estos son los pasos a seguir para realizar un adelantamiento seguro en una carretera convencional:

 

Señalizar la maniobra

El primer paso en un adelantamiento es señalizar la maniobra con el intermitente. Así avisaremos al resto de coches de nuestra intención de adelantar. De hecho, la prioridad a la hora de adelantar la establece la señalización de la maniobra, no el orden de los vehículos.

 

Mirar por el retrovisor para asegurarnos de que podemos adelantar

Antes de iniciar la maniobra de adelantamiento es muy importante mirar por el espejo retrovisor izquierdo para comprobar que no hay otro vehículo que nos adelanta y asegurarnos que tenemos vía libre para adelantar.

 

Inicia el adelantamiento

Una vez seguros de que tenemos espacio suficiente para adelantar y que no hay vehículos que nos estén adelantando, podemos iniciar la maniobra. En este punto, es recomendable no pegarse al coche que queremos adelantar, y dejar cierta distancia que nos permitirá acelerar lo suficiente para adelantar.

Hay que iniciar la maniobra con el motor en las revoluciones adecuadas para disponer de la necesaria reserva de potencia. En un turbodiesel en torno a las 2.000 rpm y en un vehículo de gasolina alrededor de las 3.500 rpm.

 

Adelanta con rapidez y seguridad

Al adelantar, debemos permanecer en el carril izquierdo lo menos posible, por lo que hay que acelerar con determinación para reducir el tiempo en ese carril. Cuando veamos al otro vehículo por el retrovisor es el momento de volver a nuestro carril, procurando evitar entrar en su trayectoria.

De hecho, hay conductores que reducen la velocidad nada más volver al carril y es un error. Hay que mantener la aceleración para generar la distancia suficiente con el vehículo rebasado para que otro coche que también le adelante pueda acceder al carril. Una vez completada la maniobra y seguros en nuestro carril, retomaremos el ritmo de la marcha que llevábamos anteriormente y seguiremos nuestro camino.

Categoria: