Consejos para conducir de noche

Nuestras gasolineras 24 horas te dan consejos para conducir de noche

Viajar de noche tiene la ventaja de que nos permite sortear los atascos y conducir por carretas mucho más despejadas de coches. Sin embargo, la conducción nocturna entraña riesgos como la menor visibilidad y el peligro de que la fatiga y el sueño afecten al conductor. Por eso, desde nuestras gasolineras 24 horas queremos ofrecerte una serie de consejos para conducir de noche con la mayor seguridad.

Los accidentes de tráfico ocurridos entre las 8 de la tarde y las 8 de la mañana fueron los responsables del 37% de las muertes en accidente de tráfico ocurridas en 2015, según un estudio de Phillips. Este informe revela que, aunque la intensidad del tráfico es menor, el porcentaje de accidentes mortales es comparativamente mayor de noche que durante el día.

 

Consejos para hacer más segura la conducción por la noche

Estos datos ponen de relieve que por la noche hay que extremar la precaución y conducir de forma prudente para evitar un siniestro. Estos consejos pueden ayudarte a practicar una conducción segura cuando se ha puesto el sol, sin incidentes ni problemas.

 

Reduce la velocidad de noche

Aunque no haya muchos coches, debes evitar pisar el acelerador y conducir con una velocidad más ajustada a las condiciones de visibilidad de la vía. Es importante recordar que debemos ser capaces de detener el coche dentro del campo de iluminación de los faros ante cualquier imprevisto.

Los expertos recomiendan reducir la velocidad en un 20% con respecto a la máxima permitida cuando cae la noche, de forma que en autovía o autopista se aconsejaría ir a una velocidad máxima de 95 km/h para los turismos.

 

Conduce con la máxima atención y mantén la distancia de seguridad

Detectar la aproximación de otros coches de noche sin sobresaltos requiere de la máxima atención al conducir. En condiciones de baja visibilidad es fundamental estar pendiente del retrovisor y mantener la distancia de seguridad suficiente para reaccionar ante cualquier imprevisto.

 

Descansa durante el trayecto para prevenir la fatiga

Los expertos recomiendan hacer una parada cada hora y media cuando viajamos de noche. Es muy importante conducir descansado y completamente despejado, ya que el sueño es un riesgo que puede costarnos un accidente.

Para evitar la somnolencia y los síntomas de fatiga, además de descansar conviene llevar el coche bien aireado y escuchar música o la radio. Y si a pesar de todo nos sentimos cansados, debemos parar y descansar. Si en la ruta te encuentras con nuestras gasolineras 24 horas, encontrarás nuestras estaciones de servicio abiertas y podrás reponerte del cansancio.

 

La iluminación es importante

De noche, comprueba que los cristales están limpios y los faros funcionan correctamente. Es importante calibrar la altura de los faros para que tengas el campo de visión adecuado. Se deben encender las luces de cruce al circular entre la puesta y la salida del sol, y activar las luces de larga distancia cuando las circunstancias del tráfico lo permiten.

Además, es importante reducir la intensidad de la luz en el interior del vehículo, ya que de esta forma podrás ver mejor la carretera.

 

Evita los deslumbramientos

Puede que un coche que llegue de frente nos deslumbre. En esos casos, lo aconsejable es reducir la velocidad, girar la cabeza ligeramente a la derecha para evitar el deslumbramiento y pegarnos a la línea derecha de nuestro carril por seguridad.

Si el deslumbramiento nos llega desde atrás por el retrovisor del interior del coche, hay que cambiar el espejo a su configuración nocturna, accionando una pequeña palanca que suele estar colocada en la parte inferior del espejo. Las luces seguirán apareciendo en el retrovisor pero aparecerán más tenues y no serán tan molestas.

Categoria: