¿Cómo nos ayuda la tecnología a aparcar nuestro coche?

aparcar el coche con asistente de aparcamiento - gasolineras 24 horas

Una de las maniobras que más tiempo y dificultad entraña para los conductores noveles es el aparcamiento. En grandes ciudades, donde los espacios son escasos, suele ser especialmente engorrosa y generar algún que otro golpe. Afortunadamente, la tecnología está avanzando para hacernos más cómodo el aparcar. Desde nuestras gasolineras 24 horas te contamos cómo se están desarrollando los nuevos asistentes de aparcamiento de los coches.

Desde hace unos años, los fabricantes de automóviles están desarrollando diferentes tecnologías para que el conductor pueda estacionar con menos problemas. Avisos sonoros, pantallas que nos indican la proximidad de los vehículos entre los que queremos encajar nuestro coche o pequeñas cámaras que nos permiten ver con imágenes reales la maniobra de aparcamiento, son algunos de estos avances.

 

Los asistentes de aparcamiento

Los nuevos modelos suelen incorporar algún dispositivo de seguridad que nos permite aparcar con una mayor comodidad y evitar la visita al taller para solucionar esos pequeños golpes en la carrocería, que se producen cuando el azorado conductor se le va la mano con el conocido “aparcamiento de oído”.

Las tecnologías que nos ayudan a aparcar se pueden catalogar en tres grandes grupos:

  • Sistemas basados en sensores de ultrasonidos

  • Sistemas basados en tecnología de radar

  • Sistemas de autoaparcamiento

 

Las dos primeras tecnologías se complementan con una señal acústica o un dispositivo visual que avisa al conductor del coche de la proximidad de un obstáculo al aparcar. En cambio, el sistema de autoaparcamiento es el más sofisticado de todos, ya que se encarga de realizar la maniobra completa por sí mismo.

 

¿Cómo funciona el sistema de autoaparcamiento?

Estos asistentes de aparcamiento pueden medir las distancias que hay entre nuestro coche y el hueco existente, girar el volante y desplazar el vehículo de forma automática, hasta situar el coche correctamente en su aparcamiento.

Cuentan con un sistema de sensores y un sistema electromecánico que guía el desplazamiento y la dirección del vehículo. Algunos asistentes cuentan con una cámara para que el usuario señale la plaza de aparcamiento donde quiere estacionar el coche, antes de la maniobra.

Y los hay que, previamente, avisan al conductor si el tamaño del hueco donde quiere aparcar no es lo suficientemente grande. En definitiva, una gran ayuda para muchos conductores que aún lo pasan mal cuando se les atraganta un estacionamiento.

 
Categoria: