¿Qué ahorro puedes conseguir con un coche eléctrico?

Ahorra con los consejos de las gasolineras 24 horas

Una de las cosas que buscamos en un vehículo es ahorrar en consumo de combustible y el coche eléctrico se alza como el abanderado del ahorro en la carretera. Pero, ¿sabemos qué gastos genera un automóvil de estas características? ¿Merece la pena plantearse la compra de un vehículo enchufable? Desde nuestras gasolineras 24 horas te contamos qué ahorro puedes conseguir con la compra de un coche eléctrico.

Hablamos de ahorrar, pero lo cierto es que un coche eléctrico, de entrada, es más caro que un automóvil diésel o gasolina. No obstante, está proyectado un programa de subvenciones, el Plan Movea 2017, que se espera poner en marcha en primavera, con ayudas a la compra del vehículo y los puntos de recarga, de hasta 6.500 euros. En cualquier caso, a partir de ese desembolso inicial, empezamos a sumar los ahorros que se generan no sólo en el combustible, sino también en mantenimiento, impuestos y tasas.

 

Ahorrar en combustible con el coche eléctrico

El principal ahorro que proporciona el coche eléctrico es el de combustible. Dependiendo del tamaño del coche, el consumo del eléctrico varía entre los 10kWh/100km para un utilitario urbano y los 30kWh/100km para un microbús. Si partimos de un consumo medio de 15 kWh/100km, recargar la batería por la noche podría costarnos alrededor de 1,5 euros por cada 100 kilómetros. Un coste mucho menor que los 9 o 10 euros por cada 100 km que nos gastamos en combustible con un vehículo movido por gasóleo o gasolina.

En cuanto al tiempo estimado de carga, se calcula que en unos 10 minutos de media, un vehículo eléctrico puede recuperar aproximadamente unos 50-60 kilómetros de autonomía.

 

Coches con un mantenimiento más barato

Además del ahorro en combustible, el gasto en mantenimiento baja considerablemente, ya que en los coches eléctricos no hay que reponer aceites ni lubricantes ni filtros y los frenos se gastan menos. Además, la ITV la pasaremos a precio de gasolina y no tendremos que preocuparnos de la prueba de gases.

 

Los coches eléctricos ahorran en impuestos y tasas

Otra de las ventajas de los coches eléctricos es que su uso está siendo incentivado por las Administraciones por el ahorro que suponen estos vehículos en emisiones a la atmósfera de CO2 y partículas. Unos incentivos que van más allá de las subvenciones, y que implican un tratamiento fiscal muy beneficioso:

  • Impuesto de Matriculación: Los coches eléctricos están exentos del pago del impuesto de matriculación porque no tienen emisiones contaminantes.

  • Impuesto de Tracción Mecánica: Suele ser mucho más bajo para estos vehículos, aunque la cuantía de la bonificación depende de cada Ayuntamiento. En Madrid, está bonificado en un 75%.

  • Tasas y beneficios: Normalmente, estos coches están exentos del pago de tasas municipales como las del estacionamiento regulado y también se quedan fuera de las medidas de restricción al tráfico que ciudades como Madrid o Barcelona vienen aplicando para reducir los niveles de contaminación.

Categoria: