¿Por qué hay que apagar los móviles en las gasolineras?

En nuestras gasolineras 24 horas tampoco debes usar el móvil

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay que apagar el móvil en las gasolineras? Es un tema que genera cierta polémica, ya que los expertos reconocen que el riesgo de que el teléfono móvil pueda provocar un accidente es casi nulo. En nuestras gasolineras 24 horas nos preocupa la seguridad de nuestros clientes y por eso te explicamos las razones por las que se prohíbe el uso de móviles en las estaciones de servicio.

Que en una gasolinera se produzca un incendio cuando un usuario contesta una llamada de móvil mientras está repostando, es una situación muy poco probable. Pero lo cierto es que puede suceder. La prevención es sin duda la que ha impulsado la prohibición de no usar el teléfono móvil en las estaciones de servicio, de la misma forma que está establecida la obligatoriedad de apagar el motor y las luces del coche.

 

Las gasolineras no deben permitir el repostaje si el conductor está usando el móvil

La obligación de apagar el móvil en una gasolinera está recogida en el Reglamento General de la Circulación, concretamente en el punto 3 del artículo 115, donde se “prohíbe mantener encendido el motor o las luces, así como sistemas eléctricos como la radio o dispositivos que emitan radiación electromagnética como los teléfonos móviles”. Además, en ese mismo artículo se pide a los responsables de la estación de servicio que no faciliten el repostaje si el coche que está llenando el depósito incumple esta norma.

En España, la normativa es clara al respecto y, ante una muy improbable –aunque posible- explosión provocada por un móvil al repostar, se prefiere prohibir para prevenir. No obstante, un estudio realizado en 2008 por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación afirmaba que sólo uno de cada tres entrevistados apaga el móvil en las gasolineras a pesar de que el 84% sabe que debe hacerlo.

 

¿Es realmente peligroso un móvil en una gasolinera?

El riesgo de los móviles en las gasolineras es un tema que ha sido muy estudiado, y existen órganos oficiales que reconocen que esta prohibición puede que sea “exagerada”. Es el caso de la Comisión de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, en sus siglas en inglés), que aún así recomienda no encender el móvil ni contestar llamadas cerca de vapores inflamables debido al riesgo de ignición.

Aunque la posibilidad de que un móvil provoque una explosión en una gasolinera es muy remota, hay estudios realizados por los fabricantes de móviles que concluyen que, efectivamente, es posible que un teléfono inalámbrico pueda provocar una chispa fatal. Desde la FCC destacan que, aunque estos estudios ven teóricamente posible que una chispa de una batería de teléfono pueda encender el vapor de gas bajo condiciones muy concretas, reconocen que no se ha registrado y documentado un incendio dónde el móvil haya causado la explosión.

Categoria: