Costumbres al volante que dañan tu coche

Vicios al volante que pueden dañar el coche

En muchas ocasiones, pensamos que nuestra conducción es eficiente y correcta, pero son muchos los hábitos que pueden dañar ciertas partes de nuestro vehículo.

Desde Gasolineras Punto Azul 24 horas, confeccionamos una lista de todas aquellas situaciones, muy comunes en la mayoría de los casos, que pueden deteriorar el coche y a las que hay prestar especial atención:

 

  • Tener presionado el pedal de embrague cuando el coche no está en marcha.

Lo conveniente es no mantenerlo pisado si el coche está parado. En caso contrario, se produce un desgaste del embrague y de todos los elementos que forman parte de él, como por ejemplo el disco y las piezas que lo conforman, que conectan la transmisión al motor. Una avería de este tipo puede tener un gasto elevado.

 

  • Conducir en reserva de combustible.

Para proteger la bomba de combustible de tu vehículo es necesario que se conduzca con la gasolina necesaria, hacerlo con la reserva puede ocasionar daños en ella, puesto que se encuentra sumergida dentro de este mismo tanque. Esta bomba necesita lubricación y sin la gasolina necesaria, puede verse dañada. Lo más conveniente es repostar antes de que el piloto de la reserva se encienda, así evitaremos este problema.

 

  • Acelerar el motor cuando no tiene la temperatura adecuada.

El motor de nuestro vehículo necesita un pequeño espacio de tiempo para que el aceite entre en el circuito. Esto aportará también, mejor lubricación al motor. En caso de no esperar el tiempo suficiente a que el motor alcance su temperatura ideal, puede sufrir graves daños internos.

 

  • Apoyar continuamente la mano en la palanca de cambios.

Si dejas la mano apoyada sobre los cambios del coche, estarás ejerciendo una presión innecesaria sobre ellos. Esto puede provocar su desgaste y que entre las marchas pueda llegar a quedar un espacio, provocado por ese mismo desgaste, que no permita meterlas correctamente, volviéndose más imprecisas.

 

  • Que los neumáticos rocen con continuidad en aceras y bordillos.

El gran peso que el coche ejerce sobre las ruedas, sobre todo cuando el vehículo no está bien aparcado o estacionado, provoca deformaciones, en muchos casos de gravedad, lo que conlleva a su reemplazamiento mucho antes de lo debido.

 

Si sigues estos consejos, alargarás la vida de tu coche y te permitirá ahorrar en posibles fallos mecánicos.

Gasolinera 24 horas Punto Azul

 
Categoria: